El cliente no siempre tiene razón

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Sé que con el titular de este nuevo post, me puedo estar tirando piedras sobre mi propio tejado y más en mi caso que soy comercial, en otras palabras, el que busca al cliente y le aconseja de lo que tiene que hacer y le convence de que lo tiene que hacer conmigo.

El objetivo de muchas empresas, es posicionarse en los buscadores por ciertos criterios de búsqueda, y con lograr eso están más que contentos. Pero muchas veces (por no decir todas) están muy equivocados. A lo que me refiero, es que lo que toda empresa quiere es vender, o recibir solicitud de presupuestos, información etc, en definitiva la deseada conversión. Así pues me gustaría diferenciar entre tres escalones: posiciones, visitas y conversiones (y no precisamente por este orden).

Pongamos el caso de que un cliente nos solicita que quiere posicionar su web por X criterios de búsqueda, y pasados unos meses, conseguimos que salga primero por esas palabras clave en los principales buscadores. Si ese cliente, no ha aumentado sus ventas o a su vez las visitas a su web no va a estar contento. Quizá si lo esté con nuestro trabajo, ya que hemos conseguido el objetivo, pero no va a estarlo con los resultados ya que su retorno de inversión habrá sido bajo.
Con esto quiero decir, que le tendremos que hacer ver al cliente, que el trabajo que tiene que hacer la empresa SEO, tiene que ser más global y no únicamente centralizado en el posicionamiento, sino que hay que sacar el máximo rendimiento a la web y a su vez que nos aporte el mayor número de conversiones.


Yo alguna vez me he encontrado con empresas que no saben cual es su conversión, hasta el punto de preguntarle, ¿Qué es lo que quiere que haga su cliente potencial al entrar a la web?, y responderte “no lo se”, es por esto que lo primero que hay que hacer es definir nuestro objetivo, y saber porque tenemos una página web, la respuesta “porque todas las empresas tienen y por eso la tengo yo” no es la más indicada. Una vez hemos definido ese objetivo, lo que habrá que hacer será exprimir todas las posibilidades online para que al final nuestro contento acabe contento porque de verdad tenga motivos para estarlo y no únicamente porque has conseguido posicionarle en los primeros puestos del buscador.

Si que es verdad que hay webs, como por ejemplo, un periódico online que lo que quiere son visitas y cuantas más mejor, pero no nos engañemos, las visitas las quieren para luego poder vender publicidad y justificar ese coste con el gran número de visitas que tienen, o sea, que esa sería su conversión.

Así pues el orden correcto de los tres escalones sería: Conversiones, visitas y posiciones.

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0
<< Post Anterior
Post Siguiente >>

Leave A Response

* Denotes Required Field