Ventajas del análisis web

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Internet es el medio de los datos. El medio donde podemos saber todo con un detalle único. Donde los obsesos por los números y resultados pueden sacar hasta el último dato.

Las posibilidades del análisis de los datos procedentes del origen y comportamiento de los usuarios en una web permiten:

  • Conocer datos estadísticos sobre el comportamiento de los usuarios dentro de la página.
  • Saber las posibles acciones cualitativas del usuario dentro de la web.
  • Crear túneles de navegación que nos permitan saber los caminos utilizados por los usuarios en para cada acción.
  • Crear objetivos e investigar como se completan.
  • Realizar tests de usuarios con tareas encargadas y grabando sus sesiones.
  • Montar mapas de calor para valorar comportamientos de clicks en cada zona.

Todo esto nos ayudará a:

  • Descubrir los frenos durante los procesos. Por ejemplo, en que momento y lugar el usuario abandona la página dentro de un proceso.
  • Ver las zonas calientes de nuestra página (gracias a los mapas de calor), pudiendo por identificar las intenciones del usuario y adjudicarle la importancia que corresponde.
  • Hacer tests de prueba comparando resultados.
  • Hacer análisis cualitativos con sesiones de usuario que nos ayuden a concretar los detalles generales más cualitativos a tener en cuenta.

Para ello existen multitud de herramientas de analítica web de costes muy reducidos o incluso gratuitas que nos permitirán hacer análisis de este tipo y entre ellas encontramos el estándar de la analítica web estrella es Google Analytics. Actualmente un que ofrece multitud de funcionalidades sin coste alguno y superando incluso a muchas de las herramientas de pago.

 

Y es que Google Analytics te permitirá:

  • Conocer el origen del tráfico y su comportamiento. –por ejemplo, sites de referencia o palabras clave usadas en búsquedas hasta llegar a tu sitio-.
  • Ver el tiempo medio de navegación por el site, teniendo en cuenta el origen de la visita o palabra clave con la que llegó a la web.
  • Definir objetivos dentro de tu web y establecer ratios de conversión. Por ejemplo, el objetivo puede ser realizar una compra o la solicitud de un presupuesto y mediante la monitorización de dicha acción sabrás cuantas de tus visitas llegan a cumplir el objetivo marcado
  • Ver la tasa de rebote o porcentaje de usuarios que ven una sola página – ésta es una manera de definir si estas reteniendo tu tráfico o si llega de la manera adecuada-.
  • Ver la distribución de las visitas por enlaces gracias a la superposición del sitio.
  • Descubrir cual es el contenido más visitado, tiempo consumido en tu página y páginas fueron vistas.
  • Crear resúmenes de navegación.
  • Obtener cientos de otros posibles informes personalizados en los que se pueden cruzar todo tipo de datos y obtener información útil acorde con tus necesidades analíticas.

Además la configuración adecuada de Analytics permite por ejemplo la realización de test A/B para poder hacer pruebas entre dos posibles formatos de formularios o procesos de compra y saber cual de ellos consigue más conversiones. Esto es gracias a la herramienta Google Website Optimizer, aunque de ella ya hablaremos a fondo en otro artículo.

 

 

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0
<< Post Anterior
Post Siguiente >>

Leave A Response

* Denotes Required Field