Quiero renovar mi página web ¿Por dónde empiezo?

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Es sabido, que a la hora de hacer cualquier acción de marketing online, lo haremos utilizando nuestra web corporativa, o nuestra tienda online. Pero los directores de marketing de las empresas cada vez se dan más cuenta de la importancia de fijarse en diferentes aspectos a la hora de elegir quien me va a diseñar esa nueva web, o quien me va a rediseñar la web actual que en los tiempos que estamos quizá ha quedado algo obsoleta.

Cuando hablo con las empresas, me dicen que su web ya es muy antigua y están pensando en modernizarla, pero quieren tener en cuenta todos esos aspectos que debería cumplir, para luego poder hacer un buen posicionamiento o simplemente para que acabe siendo una web que convierta, no simplemente corporativa que era lo que tenían hasta ahora. Así pues la primera reflexión que hay que hacerse es, ¿quien me puede dar un servicio de Diseño Web acompañado de un posterior Marketing Online?.

Y ahí es donde verdaderamente empieza la gran selección de las cientos de empresas que inicialmente puede hacernos una Web pero si nos fijamos en quien nos puede dar ese servicio posterior, ese número se reduce considerablemente a unas pocas decenas. Seguidamente intentaré enumerar varias premisas que deberemos tener en cuenta:

1- A parte de una web atractiva y funcional, ¿cual es el servicio posterior que me imag pueden ofrecer si quiero promocionar mi web?

2- ¿Cuantos profesionales van a participar en la creación de mi página Web? Un diseñador, un experto en programación, un experto en SEO, un experto en usabilidad…(que todos participasen sería lo perfecto).

3- Cual sería el timming, ¿lo cumplirán?

4- Portfolio ¿me pueden enseñar otros trabajos realizados?

5- ¿Puedo pedir referencias a otros clientes que tenga la empresa?

6- ¿Me asignarán un interlocutor al que podré llamar siempre que quiera, o incluso reunirme con él?

Bien, si la respuesta a todas estas preguntas es un SI, en mi opinión el margen de error es muy bajo. Pero si por el contrario, no nos hacemos todas estas preguntas a la hora de seleccionar esa empresa, a la larga (o a la corta) nos podemos llegar a arrepentir, porque no le podremos sacar el “jugo” que nosotros queremos a esa web que tanto dinero y sobretodo tiempo nos ha costado hacer.

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0
<< Post Anterior
Post Siguiente >>

Leave A Response

* Denotes Required Field