¿Tu web da confianza?

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

No me considero una adicta a las compras, más bien al contrario. Me aterran las colas en los probadores,  las colas para pagar, las colas… por eso creo que me hice adicta a las compras online.

Cada vez son más los productos y servicios que se pueden comprar por internet. No me mal interpretéis, me gusta salir a la calle y relacionarme socialmente, pero desde que he descubierto que puedo hacer  la compra de la semana a las once de la noche, mientras veo la peli de turno, me he dado cuenta del tiempo que he perdido haciendo “colas”.

En internet, podemos comprar prácticamente de todo, sea lo que sea o proceda de donde proceda. También tenemos más posibilidades de comparar precios, modelos, marcas, tiendas,… y un largo etcétera.

Y NO!! No soy una pizpireta que se fía de cualquier tienda online. Cuando compro online es porque realmente confío en esa web. Quizás ese sea el debate abierto más extendido entre aquellos que todavía no se atreven a la compra online, la desconfianza. Confieso que la primera vez que tuve que dar mi número de tarjeta, tuve un momento de indecisión. Lo cierto es que de eso ya hace bastante tiempo y hasta ahora no puedo decir que haya tenido ninguna mala experiencia al respecto.

La confianza es algo que una tienda online se puede ganar “fácilmente”, sólo tiene que seguir unos sencillos pasos.

diseño web enfocado  a conversiones

¿Qué da confianza?
El primer punto indispensable para dar confianza al cliente potencial es la reputación. Es decir, la antigüedad en la red, la transparencia en cuanto a datos de contacto, política de privacidad, la presencia previa en medios convencionales, la opinión de los usuarios, … todo lo que haga que el cliente se diga “Sé dónde estoy”, “Sé que en cualquier momento puedo contactar con ellos”… vamos que, ¡Sabe dónde vives!.

La información. No sólo sobre la empresa, también sobre el producto/ servicio que se expone a la venta. Información técnica, imágenes, videos de uso, las experiencias y valoraciones de otros usuarios sobre este producto/servicio, sus preguntas y las respuestas del proveedor. Igual de importante es la información que facilites sobre la política de devolución, forma de pago,…

Es muy recomendable dar un valor añadido con la información referente al sector. Si por ejemplo vendes muebles online, no está demás dar recomendaciones sobre decoración, iluminación,… Si reservas casas rurales, tener información del tiempo que hará en la zona, es muy útil para el cliente que quiere reservar.

Las facilidades.  Cuando hablo de facilidad, me refiero a varios tipos de facilidades:
Facilidad en la navegación. Encontrar el producto con facilidad. Poder realizar la compra con facilidad. Acceso a toda la información fácilmente. Dar facilidades a la hora de realizar un posible cambio del producto o servicio. Es decir, todo aquello que dé al cliente facilidad para confiar en el entorno (tu web) en donde va a realizar la compra.

Fidelización: Recuerda que el cliente quiere sentirse único y especial, por eso no está demás que le demos un trato personalizado, recordándole el registro cada vez que entre o incluso conociendo sus hábitos de consumo. Combínalo con premios a la fidelidad, por ejemplo, obsequiándole con promociones exclusivas (descuentos, vales regalo,…). Seguro que tu cliente te lo agradece no sólo con su fidelidad, también te ayudará a mejorar tu reputación al propagar por la red su experiencia positiva en tu página.

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0
<< Post Anterior
Post Siguiente >>

Leave A Response

* Denotes Required Field