Buscadores semánticos

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

¿Sabes lo que es un buscador semántico? Para responder a esta pregunta, lo ideal es repasar el concepto de web semántica que ya hemos señalado en otros post, “la web semántica es una Web dotada de un mayor significado y en la que es más fácil encontrar cualquier tipo de datos ya que estos están previamente definidos”.

Un buscador semántico es aquel que realiza el rastreo atendiendo al significado del grupo de palabras que ha introducido el usuario al realizar su búsqueda, para devolverle resultados que realmente respondan al significado de su pregunta. ¿Cómo? Rastreando en las etiquetas que se han estructurado de un modo semántico y no en los campos habituales que tienen en cuenta los algoritmos de los buscadores tradicionales (como Google o Yahoo) basados en: cadenas de palabras introducidas en las etiquetas de encabezamientos (h1, h2…), en la etiqueta título, en los links que apuntan hacia esa web….

Muchas veces ocurre que al realizar una pregunta a los buscadores tradicionales, los resultados que nos devuelven no son relevantes. Quizás poseen algunas de las palabras que hemos introducido, pero no responden íntegramente a nuestra necesidad de información. Ello hace que, en muchas ocasiones, tengamos que navegar por las páginas de resultados intentando dar con la web que consideramos relevante a nuestra pregunta, y probando a buscar por diferentes combinaciones de palabras.

Es cierto que ésto nos ha convertido en grandes expertos en interrogar a motores de búsqueda, pero ¿no sería más fácil escribir nuestra pregunta tal cual la formulamos en nuestra mente?  Como por ejemplo, “vuelos baratos a Madrid mañana por la mañana”.

Los buscadores semánticos se idearon como respuesta a estos problemas como “buscadores inteligentes” que comprendiendo la semántica de la pregunta realizada, ofrecieran respuestas de calidad.

Sobre el año 2007 surgieron algunos buscadores semánticos que acabaron en fracaso, pues la falta de estructura, de adaptación a formatos y a anotaciones semánticas en los documentos en la web dificultó el desarrollo de estas búsquedas inteligentes. A pesar de ello, actualmente, hay algunos de estos buscadores semánticos funcionando, como es el caso de:

  • Hakia ofrece algunos resultados semánticos de calidad, con la limitación del idioma (en inglés) y de las temáticas específicas (medicina, leyes, finanzas, ciencias o literatura) y no generales.
  • Evri: Muy interesante, aunque aún está en versión beta, puedes filtrar los resultados por artículos, citas, imágenes o tweets. Ofreciéndote diferentes respuestas semánticas a tu pregunta en su apartado Did you mean?, como se observa en la imagen:

 
Los motores de búsqueda tradicionales también están introduciendo aspectos semánticos, adaptando su tecnología para devolver resultados mucho más relevantes en función del significado de la palabra dentro de su contexto. Es el caso de Google, que está fomentando el uso de fragmentos enriquecidos en las webs.

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0
<< Post Anterior
Post Siguiente >>

1 Comment

Leave A Response

* Denotes Required Field