Consejos de usabilidad: Datos legales

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0
Política de privacidad
 
Para toda web profesional es necesario definir  la política de privacidad y confidencialidad que sigue dicha web. Es más, según diversa legislación (e.g. Ley de Protección de Datos de Carácter Personal) este punto puede ser de carácter obligatorio. Sin entrar en aspectos legales y a modo no exhaustivo se deberían definir los siguientes puntos en la política de privacidad:
          Para que recabamos datos personales
          Que uso se va a realizar de los mismos
          Si se va a ceder la información a terceros
          Los derechos legales que asisten a las personas que nos han facilitado sus datos (e.g oposición, cancelación y rectificación)
          Si utilizamos cookies en la web y con que finalidad
          La politica que seguimos respecto a los menores de edad, animando a los menores a pedir el consejo de sus padres o tutores legales antes de facilitar cualquier información personal
De forma complementaria debe tenerse en cuenta si existe la obligación legal de declarar las bases de datos personales que hayamos recabado ante el organismo público competente.
Nuestra recomendación es recabar en este punto asesoramiento legal a profesionales del derecho, ya que se trata un aspecto de vital importancia.
 
VI – Aviso Legal y condiciones de uso
Accesible mediante un link en todas las páginas de la web, deberían especificarse las condiciones legales de utilización de nuestra web. A modo de ejemplo, debemos indicar:
          Copyright de la web y sus contenidos
          Limitaciones de responsabilidad legal que establezcamos
          Ley aplicable y jurisdiccion competente para la resolución de eventuales conflictos
          Pólitica de privacidad (según especificaciones del punto anterior)
          Normas que deben respetar los usuarios y visitantes de nuestra web
          Si además ofrecemos cualquier tipo de servicio on-line debemos especificar las condiciones particulares que rigen la contratación de ese servicio.
La solución perfecta es hacer un depósito notarial de las claúsulas que se establezacan en este documento (y tambien respecto a la política de privacidad), y requerir al notario para que periodicamente haga comprobaciones on-line para certificar que no variamos las condiciones legales y coinciden con las dipositadas notarialmente. En caso contrario, podemos tener problemas en demostrar la existencia de las clausulas legales en una fecha determinada.
En cualquier caso, le aconsejamos tratar estos apectos con su asesor legal
Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0
<< Post Anterior
Post Siguiente >>

0 Comments

Leave A Response

* Denotes Required Field