Ser lo eres, pero estar, ¿estás? (II)

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0

Internet, ya no es sólo un medio de recepción o búsqueda de información generalista, sino que permite a los usuarios elegir de acuerdo a sus intereses personales, cada vez de una manera más específica y concreta. Esto permite segmentar al cliente potencial que esperamos que acceda a nuestra web y realice la acción que nosotros determinemos.

Cuando se piensa en Internet, lo primero que te viene a la cabeza es o bien crear una página web o bien remodelarla y hacerla atractiva para atraer navegantes a tu negocio. Se considera que el diseño y el contenido de la web son unos de los criterios más relevantes para atraer a los usuarios a medio/ largo plazo. Es muy importante conocer bien sus necesidades y adaptar el contenido convirtiéndolo en coherente y atractivo. Sin embargo, todos estos parámetros no sirven de mucho si no tienes visibilidad, es decir, si no te pueden encontrar. De aquí se deriva la importancia de la técnica de posicionamiento natural. Es por esto que en España nació como herramienta de marketing el SEO, una técnica mucho más implementada en Estados Unidos. El término SEO, Search Engine Optimization (Optimización en buscadores) tiene como objetivo aplicar un conjunto de estrategias para que una web sea “friendly” para los buscadores y favorecer su aparición en las primeras posiciones de resultados cuando un usuario realiza una búsqueda relacionada con su temática. En un momento en el que los buscadores se están convirtiendo en el principal punto de referencia para encontrar información de calidad de todo tipo —desde la búsqueda de una floristería hasta la adquisición de un coche—, resulta cada vez más importante aparecer bien posicionado en la red: cuantos más usuarios visualicen nuestra web en las primeras posiciones, más fácil será que accedan a ella y, por lo tanto, más popularidad tendrá su empresa.

Es importante tener claro que es un proceso largo y no tratar de manipularlo, como se ha dado el caso por parte de profesionales del sector. Dada la gran importancia que los buscadores otorgan a los enlaces, algunos webmasters se dedican a intercambiar “links” o a crear “granjas de enlaces” (listado masivo de enlaces). Estas técnicas, nada bien vistas por los buscadores, tienen una gran fuerza para alterar los resultados del buscador, pero también hay que saber que tiene un riesgo muy alto y muy penalizado. De aquí, se deriva tener en cuenta la importancia de seguir un estricto código ético. La mayoría de los practicantes de SEO comprenden las reglas, pero no todos las practican, obviando el gran peligro que eso comporta.

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0
<< Post Anterior
Post Siguiente >>

0 Comments

Leave A Response

* Denotes Required Field