Palabras clave. Introducción

Tweet about this on Twitter289Share on Facebook0Share on Google+4Share on LinkedIn25Pin on Pinterest0

La elección de las palabras clave es un aspecto fundamental dentro de nuestra estrategia SEO. Una mala elección puede condicionar todos los esfuerzos que realicemos posteriormente. Por este motivo vamos a ver en esta área una metodología probada que históricamente nos ha dado muy buenos resultados.

TEORÍA

Antes de entrar en materia, empecemos con la definición de algunos conceptos básicos que se utilizan en esta área.

Palabra clave: Combinación de una o más palabras, que los usuarios utilizan en los buscadores para poder encontrar aquello que están buscando.

Palabras clave “long tail”: Se utiliza esta expresión para denominar aquellas palabras clave que aunque a nivel individual aporten pocas visitas, a nivel agregado representan muchas veces la mayoría de tráfico orgánico de una web.

Palabras clave “competidas”: Aquellas que aunque puedan potencialmente aportar mucho tráfico, son muy difíciles de posicionar, ya que debemos “luchar” contra mucha competencia.

Palabras clave “mid tail”: En término medio entre los dos conceptos anteriores.

Tráfico orgánico: Trafico proveniente de los buscadores, excluyendo el que sea de tipo publicitario (típicamente Adwords.

 

Tres aspectos fundamentales para elegir las palabras clave

A la hora de elegir las mejores palabras clave hay tres aspectos fundamentales a tener en cuenta: popularidad, competencia y relevancia.

 

Popularidad

Entendemos por popularidad de una palabra clave cómo el potencial número de visitas que puede aportar a mi web procedente de los buscadores. Evidentemente, nos va a interesar elegir, a priori, aquellas palabras que nos puedan aportar más tráfico.
Para poder ver esa cifra, Google nos ofrece una herramienta gratuita muy interesante: el planificador de palabras clave, esta es la herramienta que aconsejamos utilizar para ver la popularidad de las palabras clave, la podemos encontrar en la siguiente dirección web:
https://adwords.google.com/ko/KeywordPlanner/Home?
Esta herramienta es gratuita, pero necesitaremos tener una cuenta creada en Google Adwords.
El funcionamiento de la herramienta es muy sencillo, simplemente debemos escribir aquellos conceptos relacionados con la temática de nuestra web, y se nos ofrecerá una serie de palabras clave relacionadas y la popularidad de las mismas.

 

Competencia

Entendemos por competencia de una palabra clave el grado de dificultad que tendremos en posicionar una palabra clave.
Hay múltiples métodos de medir la competencia, veamos algunos de ellos.

Búsqueda simple
Nos dirigiremos por ejemplo a Google, y escribiremos la palabra clave que deseamos analizar.

Búsqueda con parámetros
Para precisar más los resultados anteriores, es muy aconsejable utilizar parámetros de búsqueda. A este efecto utilizaremos los comandos allinurl y allintitle.  Al utilizar el parámetro allin title:”palabra clave” se restringen los resultados a las webs que han utilizado la palabra clave en el título de la palabra (allinurl:”palabra clave” para ver si aparece la palabra clave en la url). Estos dos comandos nos dan una información muy valiosa, nos muestran resultados de webs que específicamente han utilizado la palabra clave en el título (o en la url), ello significa que esas páginas están muy centradas en la palabra clave en cuestión, por lo que lógicamente será más difícil competir contra ellas.

 

Relevancia

El tercer aspecto a tener en cuenta a la hora de analizar las mejores palabras clave es saber si estas son relevantes para nuestra web. Resulta evidente que debemos escoger aquellas palabras clave que estén relacionadas con nuestro negocio. Un error de principiante es intentar posicionar nuestra web para palabras que no tienen nada que ver con la temática de nuestro site, suponiendo que estas nos pueden traer una gran cantidad de tráfico, esto no es una buena práctica por las siguientes razones:

  • Posicionar palabras que no tienen nada que ver con el contenido y temática de nuestra web es muy difícil.
  • Hacerlo además perjudicará el esfuerzo web SEO que hagamos en otras palabras que realmente nos interesan.
  • Por si fuera poco todo lo anterior, el tráfico marginal que consigamos será de muy mala calidad, ya que realmente no estará interesado en la temática de nuestra web, por lo que la tasa de rebote será muy elevada (lo que por cierto es otro factor SEO negativo).

Dicho todo lo anterior, veamos como tener en cuenta la relevancia a la hora de seleccionar las palabras clave.

Sentido común
El principal criterio es aplicar a la selección de las palabras clave nuestro sentido común, nadie mejor que nosotros puede evaluar qué palabras clave son realmente interesantes para nosotros. Las preguntas que uno debe realizarse son las siguientes ¿Los visitantes que busquen esa palabra en los buscadores, pueden estar interesados en la temática de mi empresa?, ¿es razonable pensar que se pueden convertir en clientes/usuarios de mi empresa? De esta forma y con preguntas análogas sabremos si realmente esas palabras son interesantes.

Tasa de conversión
Si disponemos de un programa de analítica web, cosa que por otra parte resulta imprescindible, podremos realizar un análisis a posteriori con los datos históricos que dicha herramienta nos ofrece. Para ello deberemos haber definido en nuestra web lo que llamamos un objetivo de conversión. Una conversión es un suceso dentro de nuestra web que realizan los visitantes de la misma y que resulta interesante para nosotros, ejemplos de conversiones son ventas online o peticiones de información vía formulario.

Aunque esta información es muy valiosa presenta dos graves inconvenientes:

  • Se basa en un análisis a posteriori, basado en datos históricos, por lo que es evidente que no se puede aplicar a webs nuevas que no dispongan de esos datos.
  • Se trata además de un análisis parcial, ya que es evidente que  habrá muchas palabras clave que potencialmente nos aportarían conversiones, pero al no estar posicionados por las mismas, no nos aportan actualmente visitas, por lo que no se verán reflejadas en nuestro análisis.

Tasa de rebote/tiempo de permanencia
Una variante respecto al criterio anterior es utilizar la llamada tasa de rebote o el tiempo de permanencia. Sin entrar en definiciones técnicas, podemos definir que  el “rebote” se produce cuando los usuarios entran en nuestra web y solo consultan una página, sin navegar por el resto de nuestra web, una tasa de rebote alta representa un tráfico de poca calidad y que no está interesado en nuestra web; por su parte  el tiempo medio de permanencia es la estancia media que los usuarios navegan por nuestra web, tiempos extensos significa usuarios de mayor calidad con mayor propensión a convertirse en clientes/usuarios de nuestro site.

Comparado con el criterio anterior, este tipo de análisis:

  • Tiene la ventaja de que el universo de palabras clave analizado es mucho mayor, ya que mientras que en el caso anterior las restringíamos a las palabras que han convertido, en este caso se puede aplicar a todas las palabras clave.
  • Tiene la desventaja de que se trata de una variable intermedia, es evidente que es más útil conocer las palabras que han convertido, que las que tengan un rebote bajo/una estancia media elevada. Mientras en el segundo caso podemos suponer que son palabras interesantes, en el primer caso tenemos la certeza de ello.

Posición dentro del ciclo de compra
Es sabido que la mayoría de procesos de compra tienen una duración de tiempo determinada, más larga cuanto mayor sea el precio de compra. Excepto en los productos de compra impulsiva, los usuarios antes de comprar el producto  en cuestión pasan por varias fases, descubrimiento del producto, conciencia de una necesidad del mismo, comparativa de proveedores… Simplificando el tema, es mejor posicionarse por palabras clave que estén más relacionadas con las etapas finales de ese ciclo de compra que no con las fases iniciales (que son de tipo mucho más informativo), ya que la predisposición de compra de las primeras palabras es mucho mayor que las segundas. Por ejemplo, si nosotros vendemos el producto x, es bastante más probable que quien busca por ejemplo “donde comprar producto x” o “comparativa precios producto x” sea un visitante más interesante para nosotros que quien busca “noticias sobre producto x” o “blog producto x”.

INSTRUCCIONES

En cada una de las tareas que te proponemos se especifican los siguientes campos:

Título: Nombre de la tarea que es objeto de explicación.

Url: La dirección donde podemos encontrar el recurso utilizado.

Teoría: En este campo facilitamos aspectos teóricos sobre el tema que estamos tratando. De esta forma conocerás en que fundamentos se basan las instrucciones y directrices que te proponemos.

Descripción: Breve explicación de la naturaleza de la tarea.

Directrices: Normas y consideraciones generales que debemos tener en cuenta al realizar cada tarea.

Instrucciones: Se detalla, paso a paso, cómo efectuar la tarea propuesta.

Recursos adicionales: En algunos casos mencionamos otras webs, por si deseas ampliar la información sobre el recurso en cuestión.

Tiempo de ejecución: Engloba los siguientes conceptos

–          Tiempo aproximado en leer las instrucciones de la tarea.

–          Tiempo de ejecución de la tarea propuesta.

Tweet about this on Twitter289Share on Facebook0Share on Google+4Share on LinkedIn25Pin on Pinterest0
<< Post Anterior
Post Siguiente >>

Leave A Response

* Denotes Required Field