Ayer me di cuenta

Ayer me di  cuenta de lo obvio, nunca me había dado tanta cuenta como ayer por la mañana.

Siempre me levanto yo antes que mi novio los fines de semana, ya sea para coger al niño por que se despertó, o por que tenemos algo que hacer y yo soy la única que usa despertadores los fines de semana. 

Cuando el niño era más pequeño y yo iba agotada, para que se despertara tenía que darle patadas, muy fuertes!!!!.
A lo que iba, por que lo de que no se despierte ni cuando el niño llora ya lo voy asumiendo, me puse el despertador a las 8h am por que habíamos quedado a las 10:30h am , me levanto, y le hago el desayuno al niño, preparo café, limpio la terraza (por el perro), frego los 4 platos, y mientras él, se levanta va al baño (yo no he ido ni a eso), viene coge el café, se sienta en el sofá a ver la tele ¡! QUE TE SIENTAS EN EL SOFÁ!!, me desespero, pero no le digo nada por que espero que salga de él, por lo menos vestir al niño, pero no, como siempre ni sale de él y ni siquiera entiende como espero que salga de él, ¡Por favor me acabo de levantar nena!! Me dice! a estas horas no me sale nada.
Son las 9h y ducho al niño, me ducho, se ducha (es lo único que ha hecho) y ya está, ya puedo salir a disfrutar de una mañana de domingo, que suerte la mía.

Y aún no me puedo quejar por que cuando le digo que haga las cosas por lo menos las hace, no te fastidia, encima no me puedo quejar.
Que alguien me explique que paso en el reparto de las neuronas que se encargan de darse cuenta de los detalles, por que ellos no estaban.

Me cansa tanto luchar por un imposible.

Leave a Reply

avatar

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

  Subscribe  
Notify of