Caña al fútbol

Que hacer cuando tu pareja prefiere quedarse viendo el fútbol en vez de aprovechar los ratitos que tenéis solos para juguetear? Es muy sencillo:
 
1-     Prepárale un buen vaso se cerveza fresquito.
2-     Ten a mano en tu nevera unas fresas bien maduritas.
3-     Ponte ese conjunto de ropa interior que te comparaste en tu última visita al sex-shop.
4-     Plántate delante del televisor con tu mejor pose insinuante.
 
Si sigues estos pasos al pie de la letra tu novio no dudará en apagar el televisor y prestarte la atención que te mereces. No hace falta que los sigas en este orden, es solo orientativo, y ya se sabe que cada una puede utilizar las fresas, la cerveza y la ropa interior como más provechoso les resulte. Es cuestión de echarle ganas y imaginación. No hay mujer que no tenga el suficiente poder de seducción para ganarle la partida a un simple partido de fútbol, a no ser que su hombre sea un poco “rarito” y prefiera ver a once” tios” en pantalón corto corriendo arriba y abajo del campo sudando y escupiendo mocos al césped (que imagen tan poco agradable…).
 
En mi caso tengo mucha suerte ya que a mi pareja no le interesa el fútbol lo más mínimo y no se le ocurriría anteponer ningún programa de la caja tonta por muy interesante que le resulte a pasar un rato agradable conmigo, más aun si se trata de sexo, pero hay mujeres que lo pasan francamente mal en las temporadas en que casi cada día ponen algún partido de fútbol por la tele. Incluso hay parejas que pasan por verdaderas crisis por discusiones provocadas en estas temporadas deportivas. También hay mujeres a las que les gusta el fútbol, pero aun hoy en día es mayor el número de aficionados varones. ¡¡Hay que ganarle la batalla a los partidos de fútbol!!

Leave a Reply

avatar

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

  Subscribe  
Notify of