Clarividencia personal

Según algunos clarividentes que usan su don para ayudar a otros, todos tenemos dentro de nosotros mismos una dosis de clarividencia que no aprovechamos, porque simplemente no queremos escucharnos a nosotros mismos, no queremos estar a solas en un rato de introspección, quizás el temor a la soledad es más grande, pero es también eso lo que frena la clarividencia y la intuición personal.

1

Es normal que previo a la llegada de la menstruación tengamos ciertos cambios anímicos. Lo importantes es tener la capacidad de identificarlos y no enfrentarse con ellos, sino aceptarlos y dejarlos fluir, aprovechando esa sensación de inestabilidad anímica para nuestro propio beneficio.

Otro tema importante, es desconectarse aunque sea unos minutos al día, del teléfono, computador, y televisor. Dejar un rato de lado todos los distractores de nuestra consciencia y escuchar lo que nos dice.

Algunas veces, cuando tenemos que tomar una decisión, o creemos que no debemos hacer algo sin tener un motivo claro, es nuestra intuición la que nos indica que no debemos ir por ahí. A mí una vez me paso algo que siempre recordare y me servirá de lección para no hacer oídos sordos a la intuición. Resulta ser que aquel día tenía muchas ganas de salir a andar en bicicleta, pero algo me decía que no debía ir, seguí mi camino igual, y en la calle, me doy cuenta que tenia los frenos cortados, y casi me estrello con un auto. Aún con esta señal de advertencia, seguí adelante y llegue a donde quería llegar, pero a la hora de regresar, sentí que debía llamar un taxi para volver, y no hice caso a esa voz. Tuve un accidente. Como ven, la intuición ese día me hablo varias veces, y en ninguna le hice caso. Luego me arrepentí de no haberla escuchado.

Foto: flickr

Leave a Reply

avatar

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

  Subscribe  
Notify of