Errores ginécologicos

                                                              tontos-errores-ginecologo419x276.jpg

Está claro, que debemos ir al ginecólogo al menos una vez al año, para nuestra revisión periódica, pero también es cierto que debemos mantener unos hábitos con respecto a nuestra zona genital, para que no nos encontremos con incómodos problemas, y a veces algunos se vuelven demasiado comunes, sobre todo en las mujeres jóvenes que necesitan tal vez un poco más de educación sexual o más conciencia de su importancia.

–         Lo habrás escuchado un millón de veces, y aún no son suficientes, debemos usar siempre preservativos si mantenemos relaciones sexuales, fuera de una pareja estable, y en ciertas ocasiones si tenemos una pareja estable, también es recomendable. Lo cierto es que el preservativo es el anticonceptivo más apropiado de los que existen casi para todas las ocasiones.

–         Si usamos vibradores, siempre debemos lavarlos después de cada uso, pues los fluidos corporales y lubricantes atraen bacterias que suelen adherirse al vibrador y la próxima vez que lo uses, podrías introducir esos microbios en tu vagina y exponerte a una vaginitis u hongos. Debes lavar el vibrador con un jabón neutro y asegurarte que no queda ninguna fisura por limpiar, después sécalo con un papel y guárdalo en algún lugar fresco y seco, como por ejemplo un cajón, si lo puedes guardar en su caja o envuelto, aún mejor.

–         No usar nunca el método de “ la marcha atrás”, pues es casi lo mismo que no usar nada, primero porque te expones a una enfermedad de transmisión sexual y también a un embarazo no deseado, ya que es conocido que antes de la eyaculacción existen segregaciones seminales, que pueden ser tan efectivos para embarazarte como el propio semen.

–         No debes dejar nunca, que tu chico te toque el ano y después la vagina, tanto con su pene, como con su mano, pues podría transferir bacterias dañinas a tu vagina y posteriormente a tu vejiga. Por lo cual no es que tu zona anal deba de ser intocable, pero debes asegurarte de que se laven las manos, entre una zona u otra, o usar preservativos diferentes para cada fin.

–         Pese a lo que nos podían decir nuestras abuelas, o en generaciones pasadas, el momento de la menstruación, es cuando más higiene necesitamos en neutra zona íntima, lavarla cada día, con un jabón neutro específico para éste fin.

–         No se deben usar lociones perfumadas o con alcohol en tu zona íntima, ya que contienen sustancias químicas que pueden provocar erupción, además aunque sorprenda muchas de éstas lociones contienen sustancias azucaradas donde proliferan las bacterias, aumentando las posibilidades de que aparezcan hongos.

–         Nos debemos limpiar de manera correcta, por ejemplo, limpiarse con fuerza puede irritar la zona y si se ejerce demasiada presión es posible que algún trocito de papel quede dentro posibilitando infecciones. Y sobre todo debes limpiarte de delante hacia atrás, pues de lo contrario podrías transferir material fecal a tu uretra. Recomendado que uses sólo papel blanco, sin fragancias o dibujos.

Leave a Reply

avatar

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

  Subscribe  
Notify of