Feliz cumpleaños !

feliz cumpleañosCuando yo era niña, se solía festejar los cumpleaños en las casas. Invitábamos solo a los mejores amigos, así que éramos 6 o 7 para la leche chocolatada que preparaba mi madre, una rica torta casera y jugábamos en la puerta de casa, ya que los temores de la inseguridad, por ese entonces no existían. Era una calle tranquila, así que pasaban pocos autos.

Jugábamos hasta que anochecía y luego todos felices a sus casas. Para cuando mis hijos tuvieron edad de festejar sus cumpleaños con amigos, se estilaba invitar a todos los niños de la sala, compañeros de la escuela, amigos del barrio y algún que otro colado. Imposible mantenerlos entretenidos, así que era usual contratar un payaso, un mago o a alguien que organizara juegos.

Entre el griterío, las risas y los saltos, pasaban las dos horas acostumbradas de la fiestita, hasta que viniera cada mamá/papá a retirarlos. Ya no se jugaba en la calle, por un tema de seguridad. La casa quedaba como si hubiera estado la troupe completa de Bin Laden, y una excitación grande del homenajeado que iba decreciendo con las horas.

Cuando tenían siete o nueve años, se usaba festejar los cumpleaños en una canchita de fútbol (solo tengo varones), así que el número de invitados se reducía, ya que a esa edad, por lo general, niños y niñas suelen no prestarse mucha atención. Las hijas de mis amigas solían festejar invitando a sus amigas a un pijama party.

Con el correr de los años, los festejos se fueron sofisticando, no se si porque los niños son mas exigentes, se aburren mas, o los adultos se enganchan mas que los chicos en hacer las cosas que indican los especialistas del marketing.

En Nueva York la última moda para las niñas, es festejar el cumpleaños en un salón de belleza ! En su "pedicure party" (fiesta de la pedicura), las niñas eligen color para sus uñas y peinados mientras comen pizzas y torta. El costo es de 50 dólares por niña.

Algo mas sofisticado y costoso son los cumpleaños "pirate parties" (fiestas  de piratas) a bordo del antiguo velero "Peking", amarrado en el sur de Manhattan, cuestan cerca de 2.000 dólares para unos 20 niños. Las "monkeymania parties" o fiestas educativas con monos en el zoológico del Bronx (norte de Nueva York), para los niños de 4 a 12 años, es de unos 1.200 dólares, incluyendo pastel y refrescos.

Leave a Reply

avatar

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

  Subscribe  
Notify of