Hipotecarse o no, esa es la cuestión

Si Shakespeare levantara la cabeza por un momento, se daría cuenta de lo hondo que caló en nuestro modo de expresarnos habitualmente, aquella frase que Hamlet recitaba dudoso frente a una calavera.En aquel entonces el príncipe se cuestionaba sobre su existencia, hoy en dia nos cuestionamos sobre que hacer con el techo que nos da cobijo.

La situación económica que nos rodea es por todos sobradamente conocida, por ello no nos adentraremos en dicho camino.Lo que nos venimos a plantear es el motivo por el que, en otros paises ,les resulta tan extraño que un español se emancipe bastantes años depues de lo que hacen el resto de los europeos.

Se habla de la precariedad en cuanto a sueldos y duración de contratos laborales, cuando en realidad, en nuestro pais siempre se ha tendido más a el concepto de “inversion en ladrillos” que a la opción de alquiler.

Actualmente se estan impulsando políticas que animen a los jóvenes españoles a optar por el alquiler.El gobierno propone ayudas que en realidad no son igual de eficaces en todas las comunidades.Al igual que el metro cuadrado no tiene el mismo valor en todas las ciudades, el precio de un alquiler también varia considerablemente.Y como en todo este mundo del dinero, los negociantes, abundan.

De ahí que muchos se planteen si merece realmente la pena hacer dicho desembolso de dinero, para en el fondo estarlo “perdiendo” o sacrificare y “casarse” con su entidad bancaria mas afín durante la relación más duradera que tendrán en toda su vida.

Lo que está claro hoy en día es que una de las decisiones más importantes a tomar en la vida, no es con quién quieres pasar el resto de tus días y formar una familia, es escoger las condiciones que te ahoguen menos durante los próximos 40 años.

Leave a Reply

avatar

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

  Subscribe  
Notify of