La importancia de una buena postura

La postura corporal es la posición adecuada en que mantenemos nuestro cuerpo y nuestras extremidades mientras estamos de pie, sentados o acostados.

Tener una postura correcta significa estar siempre fijándonos de mantener la postura adecuada, de forma que haya menos estrés en la espalda, sin importar lo que estamos haciendo.

Para un niño es muy importante aprender a mantener una buena postura puesto que después se convertirá en un buen reflejo intentar mantenerla cuando esté sentado, parado, caminando o incluso acostado.

¿Qué implica una buena postura?

  • Que los huesos y articulaciones están alineados, de forma que los músculos se pueden usar de forma correcta.
  • La columna vertebral tiene sus tres curvas normales.
  • Los ligamentos que sostienen la columna vertebral no están sometidos a estrés.
  • La postura en sí no sea cansada.
  • La postura no haga doler la espalda u otros músculos.
  • Se vea y se sienta bien.

Existen ejercicios y técnicas para ayudar a nuestros hijos a mantener una buena postura, por ejemplo, para tenerla mientras están de pie, pedirles que se paren frente a un espejo y corroboren que mantienen la cabeza derecha, con el mentón dirigido al frente. Que sus hombros se tiren ligeramente hacia atrás, al tiempo que sus rodillas se mantienen derechas. Debemos recordarles que estar de pie es cansado, así que si deben hacerlo por mucho tiempo pueden hacer "descansar" un pie a la vez, relajándolo un poco o simulando un paso. También hay que decir a nuestros pequeños que estar mucho tiempo de pie es una posición a evitar siempre que se pueda. Es mejor caminar.

Al estar sentados, los niños deben contar con sillas adecuadas, cómodas y agradables. Pero además, han de aprender a apoyar bien su espalda contra el respaldo de la silla, intentar que sus rodillas hagan un ángulo recto y sus pies toquen el piso. Cruzar las piernas no es una buena postura.

Al cargar algo, hay que enseñar a los niños a no doblarse para recuperarlo, sino que es preferible doblar las rodillas para agacharse y después levantarse con cuidado. Además, un niño no debe cargar cosas y objetos pesados.

La importancia de todos estos consejos es que enseñarán a un niño a acostumbrarse a buscar la mejor postura para su cuerpo, de forma que cuando crezca, siempre buscará tenerla, evitando dolores cervicales y de espalda, cefaleas y otros problemas relacionados con la mala postura.

Leave a Reply

avatar

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

  Subscribe  
Notify of