Los malos hábitos más comunes del perro, causas y soluciones

Los caninos tienen algunos hábitos independientes de su raza, son comunes a casi todos, como ladrar.

Los perros ladran por tres motivos, uno es para proteger su entorno más cercano, es decir su casa, el otro es para saludar a otros perros y el último es para liberar el estrés.

Cuando el perro ladra incesantemente, lo mejor es jalarlo del collar y decirle en tono firme que se quede quieto.

Con el mal hábito de pedir, hay que tener cuidado ya que basta solo una vez en que se lo complazca para que ya se instale el hábito. Para evitar el problema de tener una mascota que se lo pasa pidiendo, hay que acostumbrarla a que se quede sentado y quieto en su lugar hasta que el amo, es decir tú, ya hayas comido, solo entonces le puedes servir en su plato para que comience a comer.

El mal hábito de mordisquear se debe en las mascotas pequeñas a que su proceso de dentición le ocasiona picazón y necesitan morder algo para calmarse, lo peor de todo esto es que la costumbre persiste incluso cuando son adultos. Cuando comience a mordisquear algo que no debe, regaña al animal y distráelo con otro objeto, que idealmente puede ser un juguete que tenga permiso para morder.

Cuando el perro salte para morder a alguien, hay que tomar la precaución de tenerlo amarrado ante la presencia de otras personas y jalar de la correa cuando comience a ladrar, dándole simultáneamente la orden que se calle.

Es muy común que los perros se orinen cuando llegan visitas a la casa, en tal caso sólo hay que ignorarlo hasta que se calme, ya que ese puede ser un síntoma de ansiedad y emoción. Lo mismo le puede pasar al perro cuando se le regaña, en tal caso hay que evaluar si se le reta demasiado duro, y quizás cambiando el tono el animal se lo tome mejor y no se asuste tanto, ya que puede que se esté haciendo por miedo.

Leave a Reply

avatar

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

  Subscribe  
Notify of