Pizzas sin pan especial

A veces, nuestros hijos nos piden una comida de la que no tenemos todos los ingredientes. Sin embargo podemos emplear otros parecidos. No se trata de engañarlos, si no de que tengan esa comida que les apetece. Y a la mayoría de los niños lo que más les gusta son las pizzas y las hamburguesas. Son comidas de las que no debemos abusar, pero si las debemos incluir en la alimentación aunque sea de forma esporádica, una vez a la semana o cada quince días.

minipizza En esta ocasión podemos hacer minipizzas con pan de molde. Sólo necesitamos unas rebanadas de pan de molde, jamón serrano, queso rallado, salsa de tomate (envasada o casera) y un poco de orégano. La salsa de tomate puedes hacerla con 3 tomates maduros, una cucharada de aceite, una cucharadita de sal y media cucharadita de azúcar. Tendrás que cortar y rallar los tomates. Poner en una sartén a fuego lento los tomates y el aceite. Tapar la sartén y remover de vez en cuando. En 10 minutos la salsa estará preparada.

Pondremos las rebanadas de pan en la fuente del horno. Mejor que le coloquemos papel de aluminio antes para no mancharla con el tomate. Tendremos el horno precalentado a 200ºC. Esparciremos una cucharada de salsa de tomate en cada rebanada y encima colocamos el jamón cortado en trozos muy pequeños. Espolvorear el queso rallado y un poco de orégano. Ese sabor será para ellos el típico de la pizza. Mete la bandeja en el horno y en diez minutos estarán preparadas.

También puedes utilizar otros ingredientes como el jamón de york, el beicon, carne picada, aceitunas, alcaparras, pimientos… Si prefieres hacer las pizzas redondas, sólo tienes que cortar las rebanadas con un vaso presionando el pan con el filo de la boca o rodeándolo con un cuchillo.

Leave a Reply

avatar

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

  Subscribe  
Notify of