Reanudar la pasión perdida

¿A cuántas de nosotras nos ha sucedido lo mismo alguna vez en la vida? Si, chicas, la falta de deseo sexual llega, tarde o temprano, para la mayoría de parejas.
Os quiero explicar mi caso y como lo solucioné, espero pueda ayudaros a afrontar algo que normalmente llevamos en secreto, por vergüenza o por no aparentar lo que no es cierto. Porque perder el apetito sexual no es siempre muestra de frigidez, o que no queramos a nuestra pareja. Se trata de algo muy común pero a la vez muy tabú en esta sociedad y para lo cual muchas veces no encontramos soluciones a nuestra mano.
Mi pareja y yo nos queremos muchísimo, pero hubo un tiempo en que nuestras relaciones sexuales sucedían con una escasez sorprendente. Durante ese tiempo estuve sintiéndome muy mal y la vergüenza me acobardaba.
Necesitaba un porqué y fui barajando diferentes posibilidades, el cansancio, el estrés, la estabilidad, quizá la bajada de libido que provocan las pastillas anticonceptivas, etc.
Pero finalmente y por casualidad, encontré la solución. Visitando, por error, una página xxx muy conocida empecé a reírme sin parar, aquellas situaciones exageradas, propias de una película porno, me producían algo más que una sonrisa.
Como algo gracioso que te encuentras por la red se lo comenté a mi pareja y acabamos jugando con dicha página, como si de un chat o un e-mail de los que se reenvían se tratase.
Todo se reducía a eso, tomarse con humor el sexo y desdramatizarlo todo. Hoy en día nuestras prácticas sexuales son más regulares y todo gracias al sentido del humor. Sin duda algo necesario para todo en la vida, incluso el sexo.

Leave a Reply

avatar

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

  Subscribe  
Notify of