Sueños eróticos

No sé si os pasará a las demás, pero yo, muy a menudo, tengo sueños con fuerte contenido sexual. Suele coincidir con las vacaciones o días en los que duermo más, y estoy relajada, y este fin de semana han sido cuatro días sin ir a trabajar, así que ha sido muy productivo desde ese punto de vista. Todos los sueños han sido bastante enrevesados y raros, pero intentaré explicarlos bien.
El sábado soñé que era una joven trabajadora de una explotación de ovejas, yo creo que era en Francia, o algo así, y que los chicos del pueblo escogían la chica con la que se casaban y a mi me elegía el más guapo y rico del pueblo, con la particularidad de que el pobre estaba en una silla de ruedas porque se había caído del caballo. En el pueblo dudaban de su virilidad, por estar paralizado de cintura para abajo, pero os puedo asegurar que de impotente nada. Madre mía.
Él domingo soñé que estaba casada con mi exjefe, que es un señor de 60 años y viudo y que no me atrae nada, aunque nos llevamos bien. También hacíamos guarradas y después teníamos gemelos.
Y ayer me levanté, después de haber vuelto a la universidad y haber hecho el amor con un joven estudiante de arquitectura que me enseñaba las maravillas de las catedrales y también de varios edificios modernos, por cierto, lo hacíamos en el ascensor del corte inglés. No sé si eso significará algo.
Quitando lo de mi exjefe, que era claramente él, normalmente en mis sueños, mis amantes siempre tienen la cara de mi chico, y a veces hasta se llaman como él, como en el caso del minusválido de las ovejas. Pero ello no impide que me despierte algo atolondrada y preguntándome ¿no estaré algo mal de la cabeza?

 

Leave a Reply

avatar

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

  Subscribe  
Notify of